martes, 2 de octubre de 2012

Mal uso del agua, consecuencias y soluciones.


El 97.5% del agua del planeta se encuentra en los océanos y mares, no es apta para el consumo, agricultura, e industria en general. El 2.5% restante es agua dulce, estando casi toda en los casquetes polares, embalses subterráneos o de difícil utilización  Queda por tanto un 0.26% de la masa total de agua en el mundo que es fácilmente aprovechable para el uso humano, la que esta en embalses, lagos, ríos y pozos accesibles.
Gran parte del agua que se puede utilizar esta cada vez mas contaminada, ademas el 70% de la que utilizamos se destina a regadíos de cultivos que muchas veces no son los adecuados, provocando un derroche.
El consumo medio de agua por persona y día en los paises desarrollandos, viene a ser más del doble de la estrictamente necesaria. Podemos modificar nuestras conductas para así ahorrar agua, pero además existen hoy día tecnologías sostenibles para la arquitectura que nos pueden dar un buen ahorro:



En nuestro país, así como en todo el mundo se hace un mal manejo del agua ya que se desperdicia de manera cotidiana en nuestras actividades diarias, este mal hábito no es el único factor que afecta al agua, sino que también interviene la gran contaminación de agua en el planeta. Este bien es el más preciado en el planeta, por eso tratar de cuidarla ha sido una obligación, pero el hombre no tiene límites y a tratado de terminar con ella así como con todo lo que nos rodea.



Desde el inicio de la revolución industrial, el agua potable ha sido cada vez mas contaminada y mal usada. Como consecuencia de ello y habiendo creído desde siempre que el agua era un bien inagotable, comienza a presentarnos facturas muy caras y de difícil solución si no se cambia radicalmente nuestra actual forma de consumo derrochador. Ésta es motivo de conflictos entre agricultores, industriales, empresarios turísticos e incluso países enteros. 


Algunos de estos malos hábitos son:

Lavar el coche con manguera abierta.
Limpiarse los dientes o afeitarse con el grifo abierto.
Refregar los platos.

Algunos consejos para no desperdiciar mucha agua es:

1-.Cerrar los grifo mientras te lavas, te afeitas o te lavas los dientes.
2-.Exigir al Ayuntamiento que se rieguen los parques públicos y limpieza de las calles con agua reciclada.
3-.Tirar de la cadena del inodoro cuando sea necesario. 
4-.Colocar en cada grifo un filtro, para ahorrar agua.
5-.reportar cualquier fuga


Otra técnica para ahorrar el agua es aprovechando el agua de las lluvias:



México tiene una anual los 772 mm, esto clasifica en la categoría de los países con abundante disponibilidad de agua. Sin embargo, también tiene una alta taso de evapotranspiración, la cual disminuye en forma significativa el volumen de agua disponible. La estimación de la evapotranspiración promedio en México, es aproximadamente de 1,100 cúbicos.

Es difícil estimar la cantidad de agua que se necesita para mantener estándares de vida aceptables o mínimos. Es por eso que se deben de tener opciones de tratar de cuidar el agua que a continuación se muestra:
1-.Se debe de aprovechar las aguas pluviales. Según estándares México es uno de los países que cuentan con más lluvias en el año. Una forma de aprovechar el agua es filtrarla en una superficie determinada, generalmente esto puede ser en el tejado o azotea.
2-.Tratar las aguas grises. Son aquellas que salen de los desagües de bañeras, lavabos, pilas de cocina, lavavajillas o lavadoras, etc.
3-.Reutilización del agua residual en el campo agrícola
A medida que el agua se infiltra en el terreno, este actúa a modo de filtro y en su superficie, por la actividad bacteriana se produce la degradación biológica de la materia orgánica de la misma manera que un tratamiento secundario.
Las principales ventajas e inconvenientes de un agua residual frente a un agua no contaminada son:
  • Agua residual: Aporta abundantes elementos nutritivos (es agua fertilizada), pero conlleva riesgos sanitarios con posible contaminación de acuíferos, siempre que no tomemos las medidas adecuadas.
  • Agua no contaminada: No presenta problemas sanitarios, el riesgo de contaminación es nulo y su poder fertilizante es escaso.

 Características físicas
Las características físicas incluyen la totalidad de los sólidos en suspensión y las sustancias orgánicas disueltas. Pueden taponar los poros del suelo, revestir con esas sustancias la superficie del terreno y reducir la aireación y penetración del agua, así como obstruir el sistema de riego. Uno de los objetivos fundamentales de las depuradoras es la eliminación de los sólidos contenidos en el agua residual.
Si se aplica un segundo tratamiento, los elementos en suspensión presentan muy pocos problemas. Las materias orgánicas, con tal que no crean problemas de olores ni de aireación, pueden ser beneficiosos para el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada